síguenos en
acceso privado >> entrar

En el colegio

¿Por qué es importante una visión perfecta en la etapa escolar? El 80% de todas nuestras percepciones nos llegan a través de nuestros ojos, por lo que es fundamental que los niños, que se encuentran en la etapa más importante de sus vidas en lo que se refiere a la adquisición de conocimientos, vean correctamente. Los ópticos-optometristas recomiendan siempre a los padres que realicen al menos una revisión anual de la visión de sus hijos, y que estén atentos a posibles signos y síntomas identificativos como escozor, lagrimeo, dolores de cabeza, conducta negativa en la escuela o una mala postura del cuerpo o cabeza.

El Colegio Nacional de Ópticos-optometristas de España advierte que uno de cada cuatro niños en edad escolar sufre algún problema de visión sin diagnosticar, y que alrededor del 30% del fracaso escolar está relacionado con anomalías visuales. Para algunos de estos niños, como aquellos que tienen ambliopía, u “ojo vago”, el descubrimiento y tratamiento precoz antes de la edad escolar es de gran importancia.

¿Cómo podemos los padres y profesores detectar un posible problema visual en los escolares? Obviamente, observando y evaluando las actitudes y comportamientos de los niños. Si el niño presenta alguno de los síntomas reflejados a continuación, es posible que tenga problemas de rendimiento visual. 

– ¿Se le puede calificar como inteligente pero vago?

– Baja comprensión de lectura para su edad.

– Escasa atención en las tareas visuales.

– Tamaño de letra irregular e inconstante.

– ¿Es muy aficionado a la lectura?

– Mala relación esfuerzos/resultados.

– Salto de reglón al leer.

– Movimiento de la cabeza al leer.

– Tuerce la cabeza al leer.

– Se pierde entre líneas.

– Picor, escozor, lagrimeo.

– Mezcla sílabas al leer.

– Visión borrosa.

– Posturas forzadas.

– Dolores de cabeza.

– Se tuerce al escribir.

– Se acerca al libro.

– Se sale al colorear.

– Se distrae fácilmente.

– Desvía un ojo.

– Le molesta el sol.

– Ve mal de lejos.

– Falta de comprensión.

– Parpadeo frecuente.

– Visión doble.

– Omite palabras.

Resolver el bajo rendimiento escolar pasa por la concienciación de los padres, profesores y especialistas en la importancia de una detección precoz. También son importantes un buen diseño de las aulas, atendiendo a consejos prácticos sobre ergonomía visual, y la visita de los niños de forma periódica al óptico-optometrista u oftalmólogo.

Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas

localiza tu óptica
Encuentra tu óptica más cercana haciendo click en el mapa